Antillas Mayores del Caribe ayuda@promicla.org 1-787-646-4681

Vientos huracanados en Puerto Príncipe

Queridos hermanos:

Ayer nos escriben desde Haití, para darnos a conocer la situación de “vientos huracanados” que trajeron más preocupación e incluso algunas muertes en Puerto Príncipe. Los nuestros, aunque bien, sufrieron daños menores. Les enviamos fotos y pedimos continuemos nuestra solidaridad con el pueblo Haitiano, tan apabullado por los embates de la naturaleza y de los “egoístas insensibles” ante la injusticia y el dolor de los pobres. Nos reafirmamos en continuar nuestra solidaridad con Haití.

P. Héctor Cuadrado, cmf.
Superior Mayor de Antillas

CARTA ENVIADA POR P. ANISTUS CHIMA:
Estimado Héctor,
Saludos! Te informo brevemente, que esta misma tarde Haití o bien, Puerto Príncipe ha tenido otro susto de causa natural – huracán que ha sacudido la capital de nuevo. Gritos, llantos, destrucciones, árboles caídos, postes de luz eléctrica por el suelo, chapas volando, carpas rotas, calles bloqueadas, etc. Vino tan de repente, nadie lo esperaba y nosotros en casa, preparando para ir a la iglesia para una Misa a las 5:00PM.

Nos atrapó en el patio. El viento era tan fuerte que temimos entrar dentro de la casa pero estar fuera era peligroso también. Por fin nos quedamos dentro del garage de la casa a la merced del viento y la lluvia. Duró casi una hora y aumentaba la velocidad e intensidad cada vez. Cayó un árbol de cocoa del patio, destruyó una parte de la carpa donde dormimos.

Nos atrapó en el patio. El viento era tan fuerte que temimos entrar dentro de la casa pero estar fuera era peligroso también. Por fin nos quedamos dentro del garage de la casa a la merced del viento y la lluvia. Duró casi una hora y aumentaba la velocidad e intensidad cada vez. Cayó un árbol de cocoa del patio, destruyó una parte de la carpa donde dormimos.

Murieron dos niños de la Parroquia al caer encima de ellos un árbol en un campo de refugiados cerca de la entrada a la Parroquia, justo allí donde dejan la montaña de basura. Otra mujer quedó herida con una chapa que volaba por el viento. Seguro que mañana tendremos más noticias. Es todo por ahora. Haití cambiará pero no sabemos cuándo porque no deja de recibir estas visitas de la naturaleza, pero el Estado debía de saber y avisar a la población pero nada. Nos cogió a todos infraganti.

Un abrazo fuerte,
Anistus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *